martes, 1 de diciembre de 2009

Mamás autismo tienen estrés similar con soldados combatientes



Por Michelle Diament
10 de noviembre 2009
Las madres de los adolescentes y adultos con autismo estrés crónico, comparable a la lucha contra los soldados y la lucha con la fatiga y frecuentes interrupciones de trabajo, una investigación reciente. Estas madres también pasan mucho más tiempo del cuidado de las madres de las personas sin discapacidad.

Los investigadores siguieron a un grupo de madres de adolescentes y adultos con autismo durante ocho días en una fila. Las mamás fueron entrevistados al final de cada día sobre sus experiencias y en cuatro días de los investigadores midieron los niveles de las madres "hormona para evaluar su estrés.

Encontraron que una hormona asociada con el estrés es extremadamente baja, en consonancia con las personas que experimentan estrés crónico, como los soldados en combate, informaron los investigadores en uno de los dos estudios publicados en el Journal of Autism and Developmental Disorders.

"Este es el residuo fisiológicos del estrés cotidiano", dice Marsha Mailick Seltzer, un investigador de la Universidad de Wisconsin-Madison, autor de los estudios. "Las madres de niños con altos niveles de problemas de conducta tienen el perfil fisiológico más pronunciada del estrés crónico, pero el efecto a largo plazo en su salud física todavía no se conoce".

Los niveles de estas hormonas se han asociado con problemas crónicos de salud y pueden afectar a la regulación de la glucosa, la función inmunitaria y la actividad mental, dicen los investigadores.

En un estudio asociado, los investigadores siguieron con el mismo grupo de madres diariamente para entrevistarlos acerca de cómo utilizar su tiempo, su nivel de fatiga, las actividades de ocio que participó y si se produjeron los acontecimientos estresantes. Esta información se comparó con los datos de una muestra nacional de las madres cuyos hijos no tienen discapacidades.

Las madres de las personas con autismo reportó que el gasto al menos dos horas más cada día de cuidado que las madres de los niños sin discapacidades. En cualquier día dado estas madres también fueron dos veces más propensos a estar cansado y tres veces más probabilidades de haber experimentado un evento estresante.

Es más, estas madres se interrumpieron en el trabajo de uno de cada cuatro días en comparación con menos de uno de 10 días para que otras mamás.

A pesar de todo, las madres de una persona con autismo fueron tan propensas a tener experiencias positivas de cada día, voluntario o apoyar a sus compañeros como aquellos cuyos hijos no tienen ninguna discapacidad del desarrollo, los investigadores encontraron.

"En el día a día, las madres en nuestra experiencia de estudio de los acontecimientos más estresantes y tienen menos tiempo para sí mismos en comparación con la madre americano medio", dice Leann Smith, un psicólogo del desarrollo de la Universidad de Wisconsin-Madison, quien trabajó en los estudios. "Tenemos que encontrar más formas de ser de apoyo de estas familias."

En particular, los investigadores dicen que los padres necesitan opciones de respiro mejor y flexibilidad por parte de sus empleadores. Además, dicen, los programas para ayudar a manejar los problemas de comportamiento se puede recorrer un largo camino hacia la mejora de la situación de las madres y sus hijos por igual.

3 comentarios:

MamideGlori dijo...

Me ha dejado impresionada pero cuando recuerdo ciertas épocas en las que mi hija tiene trastornos de conducta, sueño y alimentación... pienso que no sé de dónde sacamos las fuerzas para seguir. Y por supuesto el rendimiento en el trabajo es menor, y en ocasiones, muchas nos vemos obligadas a abandonar nuestros puestos de trabajo para reducir ese nivel de estres. Me preocupa las consecuencias en nuestra salud a largo plazo, pues tenemos mucho que luchar todavía...
Interesantísima entrada. Gracias.

RaulRGil dijo...

Totalmente de acuerdo con el articulo y el comentario de MAMIDEGLORI. Pero ¿que pasa con los PAPAS? me duele mucho que la mayoría de las veces se particularice en las MAMAS. Mi mujer y yo nos desvivimos por igual para atender a nuestros hijos. Yo he perdido mi trabajo y me cuesta horrores encontrar uno que se adapte a los horarios de colegio, terapias...

Solo quería llamar la atención sobre que los PAPAS también nos agobiamos.

Un Abrazo y salud para tod@s .

Manuel mil y una historias dijo...

Hola Mami de Glori y RaulGil:
Realmente este es todo un tema tanto como para las mamis como para los papis y en general para la familia porque el realmente llega a afectar el stress a todos .... Deberian haber consideraciones en los trabajos para pòder con todo esto...
Hay tantas cosas que ya pasamos y otras que aparecen con el tiempo ye sto hace que no podamos bajar la guardia y es cuando el stress empieza a presentarse...

Cariños
Manuel y Magali