viernes, 17 de julio de 2009

Acérquese al bello mundo de los delfines

No hay mejor forma para conocer la naturaleza de los delfines que entrar en contacto con ellos
A Yaku y Wayra, los grandes engreídos del hotel Los Delfines, les gusta el ejercicio y más cuando los que los ven son niños que no dejan de sonreír nunca. Pensando en ello es que dicha empresa permite la visita a pequeños y grandes, quienes tienen la oportunidad de elegir entre cuatro horarios (10:30, 12:30, 2:30 y 4:30), de martes a domingo, para poder verlos en acción. Los precios varían: S/.21 (adultos) y S/.15 (niños).
Roxana Castelli, jefa de entrenadores desde hace 10 años, nos cuenta que no se trata de un espectáculo, puesto que las sesiones son necesarias para la actividad física de los delfines. "Estos animales son tan inteligentes que necesitan estar motivados todo el tiempo. Por eso, los retamos con juegos y piruetas nuevas", complementa Elías del Solar, otro de los entrenadores (en total hay cuatro y dos ayudantes).
La rutina en el hotel empieza muy temprano. Sobre todo después de cada sesión, que es cuando se tiene que limpiar y desinfectar todo con cloro diluido, incluyendo el cuarto de pescado --donde los elementos son de acero inoxidable para una fácil limpieza--. Allí también se descongela y pesa el alimento (dieta de pejerrey y anchoveta).
Luego, a las 10:30 a.m. (primer horario) empiezan los previos de la sesión de entrenamiento, que variará de acuerdo con el comportamiento de los delfines y su estado de ánimo. ¿Cómo se da uno cuenta de que están molestos si tienen esa eterna sonrisa? Elías señala dos signos: los ojos muy abiertos y el lenguaje corporal (sus movimientos se vuelven más toscos). Por ello, aunque la sesión dura en promedio 25 minutos, a veces culmina antes por su propio bienestar.
También se toman en cuenta las características de cada delfín. A Yaku, el macho, le gusta más que le hagan cariño, pero es flojo, mientras que Wayra es un poco arisca, pero ejecuta todos los movimientos. "Ellos se han tenido que adaptar a cada entrenador (uno es más permisivo que otro), y este a su vez debe conocerlos mediante juegos", agrega Del Solar.
Está también el silbato, que sirve para afianzar esa relación y para confirmar que su comportamiento es el correcto.
A veces no basta con estas sesiones, por ello está el programa Enriquecimiento Ambiental, que consiste en proponer juegos nuevos todos los días.
¡A DESCANSAR !Después de terminada la última sesión, tienen una comida más a las 6 p.m. De igual forma, los delfines están supervisados las 24 horas del día mediante cámaras de seguridad, así como con un laboratorio y un especialista que toma muestras periódicamente.
Para visitas e inscripciones llamar al 215-7000 anexo 6951/6952 o escribir a
fbarreto@losdelfineshotel.com.pe. También se realizan cumpleaños.
MÁS SOBRE ELLOSO

Oswaldo Ramírez, entrenador que generalmente se ocupa de Yaku en las sesiones de entrenamiento, nos da algunas recomendaciones básicas cuando se visita a los delfines:
- Evite hacerles señas y gestos con las manos mientras los ejercicios se ejecuten.
- No tome fotos con flash porque les hace daño a la vista.
- No arroje objetos o desperdicios al agua.
- Respete las indicaciones de los entrenadores, así como cuando se interrumpe la sesión por cansancio de los animales.